jueves, 24 de noviembre de 2016

En manos de las furias, de Lauren Groff

Los premios, la mención de que se había convertido en el libro preferido de los Obama y algún fragmento leído en perfiles de gente de la que me fío me hicieron buscar, y leer, En manos de las furias, obra de una joven autora estadounidense. El tema, universal y bastante manido, era el del matrimonio y la evolución del amor a través de los años. Confiaba en que Lauren Groff hubiera construido algo original, en que la búsqueda valiera la pena. Pero el resultado no ha sido lo que me esperaba...

jueves, 17 de noviembre de 2016

El príncipe feliz y otros cuentos, de Oscar Wilde


Las mudanzas, a veces, traen cosas buenas. Este libro me lo regaló un amigo cuando, haciendo cajas, descubrió que lo tenía dos veces. Me lo dio, en inglés, y aunque estaba bastante segura de conocer la mayoría de los cuentos, lo leí segura de que su lectura algo me aportaría. Y supuse bien.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Una chica en invierno, de Philip Larkin

Me recomendaron Una chica en invierno en La Feria del Libro de Madrid de 2016. Buscaba una novedad interesante de la que no supiera nada, y me dijeron que este libro, obra de un poeta británico muy conocido (y que a mí no me sonaba), me encantaría. Al principio no me convencía mucho, no terminaba de entender qué nos quería contar el autor. Pero al avanzar la lectura, me di cuenta de que para Larkin es casi más importante lo que no nos cuenta.


miércoles, 2 de noviembre de 2016

Cleaning up New York, de Bob Rosenthal

Viajar muy lejos da la oportunidad de leer libros que normalmente estarían lejos de tu alcance. En Nueva York visité muchas librerías buscando rarezas entre las estanterías de novedades y recomendaciones, y me tropecé con este librito de los 70 que calificaban como libro "de culto" y que imaginé asequible para mi cada vez más bajo nivel de inglés. El resumen era lo suficientemente raro como para despertar interés: contaba las vivencias de un poeta sin recursos que se ve obligado a meterse a limpiador para pagar sus facturas. El resultado es, extraño pero, efectivamente, la obra tiene algo. Retrata un momento muy concreto en la historia de la ciudad y también sugiere algunas cosas más.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Yo antes de ti (Ein ganzes halbes Jahr), de Jojo Moyes

Este libro fue un regalo de disculpa, que yo acepté encantada. Una novela romántica en alemán, fácil de leer para así contribuir a mejorar mi nivel en el idioma. La verdad es que me apetecía leer algo sencillo, una historia de amor sin más, entretenida y que no me costara mucho entender. Pero Yo antes de ti cuenta algo más que un romance, y creo que en el resumen deberían haber avisado de ello. 

miércoles, 19 de octubre de 2016

Patria, de Fernando Aramburu

Pocas veces me lanzo con prisa a comprar una novedad. Me ocurrió con Patria: llovían las buenas críticas incluso antes de publicarse y llevaba tiempo con ganas de leer algo del autor. Me terminó de convencer el tema: los últimos años en el País Vasco, contados por alguien que lo conoce bien, y desde dentro, es decir, desde lo que no se dice. Nunca he terminado de entender qué ocurrió allí en esos años más allá de lo evidente: qué hizo, qué hace, que tanta gente justifique la violencia o guarde silencio. Aramburu no da respuestas cerradas sino que pone los acontecimientos de las últimas décadas en su contexto: hace al lector entrar en un territorio vedado, el de las cenas en la intimidad del salón, el del dormitorio justo antes de dormir, el del despacho cuando todos los compañeros se han ido. Y el resultado es doloroso porque es extremadamente real. Sus personajes casi se pueden tocar.

lunes, 3 de octubre de 2016

Poemas de Alberto Caeiro, de Fernando Pessoa

Conocí a Fernando Pessoa a través de Bernardo Soares y su Libro del desasosiego. Empecé, digamos, al revés, y leí primero al heterónimo que más se parecía al autor original. Tenía pendiente leer otro heterónimo, un poeta, para apreciar la capacidad de transformación de Pessoa en otros autores, y paseando por la Feria del Libro de Madrid 2016 me decidí por Alberto Caeiro y sus poemas. Ahora adivino la dificultad (y la riqueza) que esconde Pessoa, quien con cada heterónimo nos presenta una faceta nueva.